La tecnología avanza a pasos agigantados, cambiando continuamente nuestras formas de consumir, de practicar deporte o de disfrutar de nuestro ocio. La hostelería no iba a ser una excepción, así que poco a poco se van introduciendo nuevos instrumentos y formas de trabajar en este tipo de negocios. Conocer las tendencias tecnológicas en hostelería para 2018 será la clave para cualquier negocio hotelero o restaurante que pretenda estar a la vanguardia y ofrecer lo mejor a sus clientes.

Las novedades tecnológicas que todos los servicios de gestión de hostelería y hotelería deberían conocer

Prácticamente todo gran restaurante tiene claro que debe ofrecer la posibilidad a sus clientes de poder reservar una mesa o realizar un pedido a domicilio de forma online. En 2018 la novedad se produce para los locales más pequeños, que ahora también pueden sumarse a la era digital de forma sencilla y económica.

Gracias a la proliferación de numerosas apps o plataformas virtuales de reparto de comida a domicilio, será posible poner a disposición del público toda nuestra oferta, y llevar a nuestros clientes su pedido a la puerta de su casa sin necesidad de poner en marcha un gran sistema de logística ni contratar a más personal.

Ofrecer las máximas facilidades de pago también será una de las prioridades. La más llamativa, sin lugar a dudas, será la posibilidad de dividir la cuenta. Es cada vez más frecuente que, entre amigos, cada uno quiera pagar su parte, pero sin pasarse un largo rato haciendo cálculos. El bill splitting ha llegado para quedarse.

Ver a los empleados de un restaurante portando tablets o incluso luciendo wearables o cualquier otra tecnología portátil es ya una realidad en este 2018. Gracias a estos dispositivos, los camareros pueden comunicarse con la cocina y con la caja sin necesidad de estar cerca físicamente, con el considerable ahorro de tiempo que esto supone.

También será posible, en los locales más modernizados, que el cliente realice el pedido y posteriormente el pago desde la propia mesa y sin ayuda de ningún empleado. La automatización de pedidos y pagos será toda una revolución.

¿Y si tenemos un negocio hotelero?

Además de todo lo comentado hasta ahora, los hoteles también pueden beneficiarse de una serie de innovaciones específicas para este tipo de negocios, prácticamente todas ellas relacionadas con la exhaustiva recopilación de los datos de los clientes.
La personalización es una ventaja competitiva importante en cualquier sector, pero más aún si cabe en el hotelero. Conocer en profundidad a cada usuario para ofrecerle, dentro de las limitaciones de cada negocio, un servicio lo más adaptado posible: desde habitaciones con una decoración determinada en función de si se trata de un grupo de amigos jóvenes o una pareja mayor, por ejemplo, hasta incluir en la habitación algo que el cliente solicitó la última vez que se hospedó en el hotel. Las posibilidades son infinitas.

Como hemos podido comprobar, las tendencias tecnológicas en hostelería para 2018 llegan con fuerza, y estar preparados para afrontarlas adecuadamente será la clave del éxito.