Elaborar un plan de viabilidad para un alojamiento rural ha de convertirse en el primer paso a dar para que este tipo de proyecto llegue a buen puerto. Teniendo en cuenta el auge de este tipo de turismo en nuestro país, analizar las posibilidades que puede tener la apertura de un establecimiento es casi obligatorio para que la inversión ofrezca sus mejores resultados.

Gestión hotelera, supuesto de un proyecto de hoteleria en el Norte de España

Ubicación
Aunque el negocio se abra en un entorno rural, ha de ser accesible y debe estar relativamente cerca de hospitales, aeropuertos o estaciones de tren que acerquen el alojamiento a la clientela potencial. Consideramos que este es uno de los grandes pilares para conseguir la ansiada diferenciación de la competencia más directa.

Inversión
El mínimo ronda los 70.000 euros, ya que no se trata exclusivamente de comprar un inmueble sino también de arreglarlo, modernizarlo y dotarlo de todo tipo de funcionalidades y comodidades. El retorno de la inversión se acerca a los ocho años por cada 50.000 euros invertidos. Es importante subrayar que la ocupación media de estos establecimientos ronda el 20 %, por lo que es un negocio rentable, pero siempre con una proyección a largo plazo.

Publicidad
Internet es un terreno abonado para promocionar este tipo de negocios, Sin embargo, no debemos caer en el error de pensar que con una página web de calidad ya está todo hecho. Es muy importante participar en ferias del sector, en folletos y en todo tipo de promociones en redes sociales. De hecho, no deja de ser un proyecto de hotelería y como tal ha de ser tratado.

Subvenciones
Los programas Proder 2 y Leader + se basan más en la recuperación de zonas casi aisladas que en la propia compra del inmueble. Los fondos Feader y los específicos de la comunidad autónoma también pueden ser de gran ayuda para conseguir abrir las puertas del negocio con una inestimable ayuda.

Presupuesto
Es fundamental hacer un presupuesto en el que se incluyan todos los datos relacionados con el negocio. Resulta imprescindible subrayar cuáles serán los ingresos dependiendo del precio de la habitación y del gasto esperado. Un presupuesto detallado al milímetro permitirá obtener un control mucho más acertado sobre el nuevo establecimiento.

Ventas y costes de los tres primeros años
Es el mejor complemento del apartado anterior y ayuda, incluso, a conocer cómo va evolucionando el proyecto y, sobre todo, qué habría que cambiar para lograr alcanzar lo presupuestado con mayor facilidad. Se recomienda hacer un supuesto al alza, otro a la baja y uno intermedio.

En definitiva, un plan de viabilidad para un alojamiento rural supone combinar varios factores que terminan uniéndose de manera natural. Volvemos a destacar la importancia de incluir en este documento todo tipo de partidas y detalles. Solo así será más sencillo tener una visión realista ante de comenzar y poder conocer, con exactitud, el devenir de los acontecimientos. Con esfuerzo y creatividad, todo es posible. No en vano, una casa bien gestionada puede llegar a dar unos beneficios que superen las expectativas iniciales.