Si eres propietario de una empresa de hostelería, seguro que te preocupa ofrecer un buen servicio y conseguir en tus clientes una alta satisfacción. Sin embargo, es probable que no dispongas de suficiente tiempo para asumir la ardua tarea de evaluar la experiencia de las personas que visitan tu negocio. Para ayudarte en esta función, puedes contratar los servicios especializados de un mystery shopper en hostelería.

¿Para qué sirve un mystery shopper en la gestión de hostelería?

Hemos desarrollado la figura de mystery shopper en hostelería para evaluar la experiencia de los clientes en base a criterios objetivos. El cliente misterioso visitará nuestro negocio, como si fuera un usuario convencional, durante un periodo de tiempo determinado y en diversas ocasiones.

En sus visitas, este profesional de la evaluación observará minuciosamente todos los detalles del funcionamiento del negocio, para verificar si cumplimos los protocolos establecidos, si respetamos las normas de calidad y si el trato que ofrecemos los trabajadores se corresponde con los estándares marcados por la estrategia empresarial.

El resultado de la evaluación se plasmará en un informe que será emitido a la empresa que contrata y que contendrá toda la información relevante que se haya acordado previamente. Por tanto, la empresa tiene la posibilidad de poder definir qué aspectos del negocio serán objeto de análisis, pudiendo adaptar el estudio a sus características específicas.

El mystery shopper es una figura profesional experta que proporciona un conocimiento profundo de la empresa y, al mismo tiempo, es una fabulosa estrategia de evaluación para lagestión de hostelería , al permitir la continua implementación de propuestas de mejora en función de un análisis detallado de la atención al cliente.

Puesto que se trata de un procedimiento de evaluación externa, permite una definición objetiva de las fortalezas y debilidades de nuestro negocio, lo cual posibilita que el empresario establezca prioridades en la gestión de hostelería en base a una detección de las necesidades real, concreta y basada en la experiencia del cliente.

En gestión de hostelería, puede ser de gran utilidad a la hora de detectar si los trabajadores cumplen con los protocolos de higiene en la manipulación de alimentos, en la elaboración de recetas, en los procedimientos de comunicación entre sala y cocina o incluso en el control de los tiempos de servicio, la atención ofrecida a los clientes, la respuesta en caso de reclamaciones o la mediación en caso de conflictos.

Además, puesto que se centra en la visión del cliente, es una excelente herramienta para desarrollar estrategias de marketing orientadas a la segmentación, la fidelización y la ampliación de nuestra clientela. Puede proporcionar información muy útil para la toma de decisiones de todo tipo, desde la elección de proveedores hasta la selección de los horarios más adecuados para los servicios o la necesidad de aumentar el personal de sala en «hora punta».

La satisfacción del cliente es fundamental para la gestión de nuestra empresa de hostelería, ya que de ella depende en gran parte el buen funcionamiento de nuestro negocio. Nuestra auditoría hostelería en Asturias te ayudará a sacar el máximo rendimiento a la figura del mystery shopper en hosteleria .

Leave a Reply