El área de recursos humanos en hostelería y turismo vive con intensidad el cambio que ha impuesto la era digital. Ante un nuevo entorno, los profesionales del sector tenemos un desafío: aprovechar al máximo los recursos y las herramientas para optimizar el trabajo de las personas. Como ves, las personas son el elemento diferenciador en la gestión del área de personal.
Uno de los principales retos de los negocios de hostelería es la búsqueda del equilibrio entre la innovación y el ahorro de costes. Y, en este punto, tu equipo humano cobra una gran importancia. El objetivo es crear nuevos estilos de trabajo que nos permitan conocer bien a todos los trabajadores para que cada uno dé lo mejor de sí mismo. Descubrir el talento que tenemos y saber aprovecharlo nos permitirá mejorar el posicionamiento en el sector.
En los servicios de gestión de hotelería tenemos que primar la atención al cliente, que cada vez ha de ser más personalizada. Nuestro equipo humano tiene la llave de la fidelización, con lo que los cargos directivos nos convertimos en auténticos motores de la estimulación y la motivación.
Otro factor es el de la estabilidad como un atractivo añadido. La estabilidad y la proyección profesional nos permitirán crear un buen equipo de trabajo implicado y productivo. Gracias a ello, conseguiremos nuestros objetivos empresariales.
Y, por último, el cambio pasa por la incorporación de la tecnología y la digitalización de nuestra empresa hostelera. En ese punto, tenemos que contar con profesionales que sean capaces de exprimir al máximo las herramientas tecnológicas, contribuyan a la innovación y sientan como propios los desafíos a los que se enfrenta la empresa.

Retos de los negocios de hostelería para el 2018

1. Coste de personal
La gestión del personal se está convirtiendo casi en una labor de ingeniería. Una correcta estrategia de gestión de los recursos humanos de nuestro negocio puede suponer la diferencia entre ganar o perder dinero. Incluso puede darse el caso de diseñar el modelo de negocio pensando en una estrategia de optimización de los costes de personal que en la cuenta de explotación supone, junto con la materia prima, la partida que más controlada debemos tener.
2. Conceptualización y definición de los procesos.
Tanto la imagen como la manera de trabajar de nuestro personal debe estar en consonancia con el modelo de negocio que defendemos. Debemos diseñar formas de trabajar adaptadas a los nuevos tiempos y formar a nuestros recursos humanos para que realicen las tareas tal y como las hemos diseñado con el fin de optimizar los recursos disponibles.
3. Atención al cliente
Se buscarán más sonrisas que expertos en llevar bandejas. Que la visita de un cliente a nuestro negocio se convierta en una experiencia única dependerá en gran medida de la capacidad de empatía del camarero, y la satisfacción de dicho cliente será directamente proporcional al tamaño de la sonrisa de la persona que lo atendió.
4. Los idiomas en los servicios de gestión de la hostelería
En un país turístico como el nuestro, el plurilingüismo es una obligación para los negocios de hostelería. Contar con un equipo que atienda en diferentes idiomas nos permitirá conseguir la excelencia.
Como puedes ver, la buena gestión de los recursos humanos en hostelería y turismo tiene la llave del cambio y del impulso de nuestros negocios.